6 de junio de 2011

ÉTICA EN EL PERIODISMO DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA IGLESIA PROTESTANTE.



Para hablar de la ética en el periodismo y sobre todo desde el punto de vista de la iglesia protestante, es preciso primero dar una definición general de “ética”, aquí una definición según el diccionario Enciclopédico Salvat: "Parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre"

Relación entre la  Ética Protestante y la Ética Periodística

Cuando hablamos de la ética de la iglesia protestante verificamos que la misma es básicamente un código de trabajo arduo e individual enfocado en el ahorro y que tiene una gran relación con el sistema capitalista. Según el filosofo Max Weber, los orígenes de la ética protestante se remontan a el Calvinismo y se centra en el efecto que tiene la religión en el aspecto económico.

Por otra parte la ética periodística se caracteriza  por el compromiso que tiene el periodista con realizar una investigación sincera para luego informar objetivamente, siempre verificando los datos investigados antes de hacerlos públicos y en pro de la sociedad.

Ahora bien, si hacemos una relación entre ambas notaremos que la ética periodística desde el punto de vista de la iglesia protestante no es más que ejercer el oficio periodístico de manera sincera, con un fuerte compromiso social y manteniendo un estado neutral de manera que la información que llegue al usuario sea objetiva, sin incluir los juicios de valor del periodista quien se valdra del apoyo de profesionales en el tema tratado con fines de mantener un equilibro en el ámbito económico. La diferencia básicamente reside en el periodista ejercerá su papel de forma sincera y con los fines de ahorrar para un futuro próximo.

Alan Alfonseca 2008-0333



La iglesia protestante en la ética periodística inicia con la aplicación de los valores con la cual buscan la relación social que debe desempeñar todo periodista y rechaza aquellos estilos que imponen aquellos periodistas, los cuales someten información manipulada o chantajeadas, los intereses particulares, el beneficio personal, la información y el escalamiento político y social. Entre la ética y la religión hay una fuerte relación, ya que tiene el propósito de auxiliarnos a situarnos en la vida, lo mismo que hemos observado en la religión y nos enseña que el valor absoluto de la persona es la base de la ética.

La diversidad y desintegración de este hace muy difícil establecer cuáles lograrían ser las fuentes capacitadas en el caso de las iglesias evangélicas. 

Los comunicadores y periodistas evangélicos tienen que saber que su formación y la experiencia son unos de los retos más importantes que tienen que llevar día tras día, Varios sectores eclesiásticos no se disputa si la iglesia debe o no poseer una representación pública porque  este existeuna ausencia notable de actores vinculados a las iglesias en el debate públicoque se da especialmente a través de los medios masivosaunque la iglesia  protestante originan planes los cuales están ayudando al desarrollo social, pero no con la suficiente claridad en la agenda publica.
Cabe destacar que en una iglesia El periodismo religioso ha de utilizar un lenguaje claro, didáctico que se debe dialogar con seguridad no con travesía distante, sino en el mismo escenario donde están los otros en donde se construya relaciones amistosas y respetuosas y estar profundamente relacionado en una comunidad llena de fe, teniendo en cuenta los aspectos las perspectivas, sociales y religiosas que la ética periodística conlleva.

Yadarys Espinal 2008-0272

Para el periodismo según estudiados pertenecientes a la iglesia protestante la variedad y la división en el campo religioso es mucha la complejidad en definir cuáles son las fuentes aprecia ciadas por la iglesia evangélicas. Este precedente hace presionar al que ejerce el periodismo a multiplicar sus esfuerzos, pero lo que más importa es que al hacerlo, se confirma un principio cardinal de la sociedad, que es la pluralidad.

El periodismo debe ser de una capacidad que deje una enseñanza a largo plazo a la sociedad de una continua actualización.

Unos de principales desafíos  del periodismo protestante es llamar la atención de los editores de periódicos y dueños de medios de comunicación, para que presten un poco más atención en fenómenos religiosos positivos para la sociedad actual, no solamente a los escándalos religiosos o rituales religiosos.

No obstante muchas iglesias están pasando a ser de productora de programas de pedagogía familiar  bajo una base cristiana o mostrando su presencia en eventualidades necesarias, a la apropiación comercial de los medios masivos de comunicación que lleva a construir sus propias empresas de comunicación.

Las propias iglesias mejor conocidas como conservadoras están construyendo un comunicado, que nos demuestra  cuidado con la preocupación de no ser una iglesia cerrada o ensimismada entre sus cuatro paredes, sino por asegurar su presencia activa en el ámbito público de la sociedad en que vivimos.

No es suficiente con tener muy buenos proyectos de desarrollo, es más bien imprescindible saber comunicar correctamente lo que se hace, tener fundamentalmente la capacidad y deber de dialogar nuevas propuestas de avance y mejoría,  es más conveniente predisponer una variación estructural más positiva, y general corrientes de opinión en la sociedad que logren enseñanzas significativas a un cambio a mejor.

Héctor López 2008-0388

La ética protestante del trabajo

La ética protestante del trabajo, titulo atribuido en varios principios, historia, economía, etc. tuvo como punto de partida el epítome de que la afectación  de las ideas del reformador francés Juan Calvino se descansaran en las ideas luteranas, planteo principalmente que el logro del ser humano se converge a la salvación del individuo. Noción que entra en todas las áreas profesionales debido que el logro del profesional le sirve de motivación y de buena recomendación principalmente en el ámbito periodístico.


Con una ética aplicada del trabajo el periodista se define como un ser distinguido, firme dotado de carácter fuerte que no solo se limitara en la faena de transmitir informaciones sino hacer prueba de autodeterminación. Acá también se puede vincular la ética protestante a la periodística debido a que se define como reglamento moral disciplinaria, al contrario de la católica, la protestante abarca propiedades vigorosas, bravas así que se le hace difícil al periodista protestante, no le favorece  esa rigurosidad en cuanto a especificar la veracidad de los surtidores de dichas informaciones a transmitir.


Max Weber principal exponente de la ética protestante identifico cierta comparación equitativa de la labor aplicada tal una marca de gracia, a pesar de que la iglesia católica predicara la necesidad de buenas tareas para la salvación los reformadores protestantes lo entendían y ensenaron de modo diferente planteando que los buenos labores se definían solo como resultado de dicha gracia ya dada.


Esa parte aclara la dudosa frase planteada en el quinto párrafo del documento:"El problema de quien representa a quien y de la buena formación periodística. ¿La iglesia debe o no tener una participación publica? Podríamos decir que sí con una buena ética, aplicada,  tal vez la protestante.

Keren Rodgena Michel: 2007-1482


El periodista cristiano

El periodismo forma parte de la sociedad moderna. Ésta profesión conlleva dificultades morales y espirituales para aquellos cristianos que pretendan ejercerla, ya que en este aspecto son un conjunto minorista frente a la cantidad de personas que no forman parte de la comunidad creyente.

Sin embargo, de la misma manera que en el siglo pasado un ciudadano cristiano debía ser ejemplo de comportamiento intachable, así mismo en esta época, un periodista protestante debe ser la imagen a seguir del trabajo bien realizado. Y con esto no queremos decir que los demás profesionales del área comunicativa deban desatender su trabajo. Todo lo contrario, sin importar las creencias religiosas, todo comunicador debe poder transmitir una información de manera objetiva ya que los principios éticos del periodismo moderno (libertad y democracia) no representan ningún obstáculo para el cristiano.

No obstante, al periodista cristiano se le presentan casos donde su credo puede afectar su juicio, que debe ser objetivo. Por ejemplo: al trabajar en una empresa donde se critiquen los dogmas de la religión cristiana o al escribir una historia sobre publicaciones pornográfica. El comunicador protestante presentará su objeción, pero deberá cumplir con sus obligaciones como periodista y mantener la subjetividad fuera de sus escritos.

Por otra parte, ser periodista y cristiano tiene elementos de sensibilidad que pueden ser ventajosos para la profesión: tratar con respeto al sujeto u objeto de la noticia y la apertura hacia las nuevas cosas que trae el compromiso con Cristo.

Aunque ser periodista no significa la realización de la vocación cristiana, al trabajar correctamente puede llegar a lograrse parte de esa vocación. Incluso es posible, que al lograrse parte de esa vocación,  incida en el quehacer periodístico y le agregue buenas cualidades al trabajo diario.

Isairis Martínez 2007-1493

Manual de estilo protestante para periodistas

Este es un manual que va dirigido especialmente a los periodistas, también presenta términos mal utilizados por los medios de comunicación al referirse a los protestantes y a sus diversas iglesias y hace una aproximación al funcionamiento de una iglesia evangélica.

Fue coordinado por el director de Protestante Digital, Pedro Tarquis, y José de Segovia, ha sido financiado por la Fundación Pluralismo y Convivencia dependiente del Ministerio de Justicia y editado por “Editorial Andamio”.

Este manual nace con la finalidad de evitar conceptos y palabras  que suelen suceder al momento de redactar informaciones sobre el protestantismo, por lo cual este pequeño libro va en defensa del lenguaje y del movimiento protestante y sirve de herramienta de trabajo a los periodistas a la hora de publicar cualquier tipo de información sobre algún hecho  religioso y sobre el protestantismo, considero que si se toman en cuenta estos consejos se puede trabajar e informar mejor cada día.

Por lo tanto este libro es necesario para informar las claves en las cuales hay que basarse para informar correctamente sobre el protestantismo. También se destaca que una forma de discriminación es no informar o informar solo de las cuestiones negativas, por lo que se reitera la necesidad de este manual para normalizar el protestantismo dentro de la pluralidad religiosa. Se trata de difundir el lenguaje propio de los protestantes y evitar confusiones como decir por ejemplo; misa protestante en vez de culto protestante, rezar por orar etc.

El manual fue presentado en una rueda de prensa el 18 de abril del 2009 y gracias a este se abren nuevas puertas para el periodismo protestante al mismo tiempo que se mantiene la tradición con un directorio de entidades evangélicas.

 Yanilsi Beato 2007-1446


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada